Recorremos el mundo para que disfrutes todo el placer del universo del cacao

Estamos comprometidos con el terroir. Algo que va más allá del suelo, clima o topografía. Una sabiduría colectiva fruto del trabajo de las personas con el medio natural, lo que confiere unas características distintivas a estos productos originarios.

KANKEL ORIGEN FILIPINAS

De esta variedad me entusiasmó el sabor tropical en el paladar, frutos secos, nuez de macadamia y lo exótico de su procedencia y el toque refrescante que conseguía en el retrogusto transportarme a su origen, eso es lo que hemos buscado de Filipinas.

Si consigo trasladarte a Davao la región de Filipinas de la que proviene, habré conseguido mi propósito. La plantación se llama Regalo y ciertamente lo es a nivel de calidad y experiencia sensorial.

Cacao Kankel bean_to_bar_contra filipinas

KANKEL ORIGEN PERÚ

El ligero amargor y los tropicales toques ácidos que recuerdan a maracuyá, mandarina junto aromas de frutos secos y especias, fueron las notas que más me enamoraron de esta variedad. Su color y marmolado son evidencias de su cultivo entre las cordilleras nevadas de Mountaln y la meseta del Titicaca, un paraje idílico entre 1300 y 1500 metros de altura y baja producción donde Raúl en su Chacra produce esta apreciada variedad, Chuncho. Los indígenas Matsiguengas aún hoy lo utilizan como moneda de intercambio comercial.

KANKEL ORIGEN MADAGASCAR

Si hay una variedad viajera, como yo, es esta. Madagascar, la isla roja. Una tierra fértil y fecunda en la que se propaga la mezcla, la amalgama y que favorece la acidez a fruta roja que envuelve a esta variedad, donde el valle de Sambirano de suelo volcánico nos deja aromas irrepetibles en ningún otro lugar del mundo. Hoy la plantación de un retirado diplomático sueco llamado Bertil Akesson atesora un cacao de insuperable calidad, un trotamundos varado.

KANKEL ORIGEN INDIA

Fresco y acidulado, aromas de fresa, conviven con sensaciones florales rosa, jazmín, flor de almendro y especiadas. La India tiene algo que envuelve e impregna de contrastes y trascendencia todo lo que toca. La Compañía Británica de las Indias Orientales, fue pionera en llevar a la India las primeras habas de cacao desde Indonesia, allí, pequeñas cooperativas de esforzados agricultores han desarrollado una agricultura que fascina y asombra a partes iguales.

KANKEL ORIGEN UGANDA

Elegante y compleja, delicada y profunda, la dualidad que se manifiesta en las variedades de esta zona es sumamente atractiva. Frutas de uva y olivas se atropellan en la boca con sensaciones acompotadas de higos, dátiles para una terminación sutil con notas de tofe junto a especias. En el bosque de Semuliki, un rincón de Uganda, los pequeños campesinos que cultivan el cacao están sembrando futuro y prosperidad. Es la Perla de África.

KANKEL 100 x 100 MUCÍLAGO

De forma natural dentro de una mazorca nos encontramos las habas de cacao envueltas en un mucílago, que es una pulpa con un sabor frutal tipo chirimoya que tiene sensaciones de acidez y dulzor. Con ello generamos un liofilizado que después juntaremos con las habas de cacao fermentadas, secas, tostadas y descascarilladas en el refinado y conchado. Creamos una tableta que recupera la unión del mucílago y las habas sin añadir azúcares, tal cual nos la ofrecería la naturaleza.

KANKEL PEPITAS DE CACAO

 Conel cacao procedente de Perú donde Raúl en su Chacra produce esta variedad tan apreciada, el Chuncho. Las habas se tuestan y se reservan para posteriormente en la grageadora, incorporarles el chocolate elaborado con el resto de las habas de Perú. De esta forma tenemos el crujiente de la variedad Chuncho recién tostadas, envueltas en su propio chocolate fundente y terminadas en oro, haciendo un guiño al uso comercial que se le daba a las habas de cacao como moneda de cambio.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vaciaVolver a la tienda